Problemas frecuentes que pueden matar un negocio

  • -

Problemas frecuentes que pueden matar un negocio

Category : Noticias

No formalizar actividades y no definir sueldos son los errores más recurrentes en las pequeñas empresas.

La mala administración de un negocio puede generar su quiebra.  No definir una propuesta de valor, no formalizar la actividad y no definir sueldos son las principales razones por las que un emprendimiento puede quedarse atrás en su camino al éxito.

Para evitar estas situaciones, la Fundación Independízate desarrolla desde 2013, con pequeños comerciantes y emprendedores, un modelo educativo que busca evitar el cierre total de los negocios. La idea, según explican sus directores, Susana Sierra y Fernando del Solar, es detectar a tiempo los puntos débiles de una actividad.

Según los expertos, reconocer un problema a tiempo no es una tarea sencilla, por lo que aquí detallan los cuatro principales problemas que pueden poner en peligro un negocio:

1.-  No formalizar 

El 51% de los microemprendedores no formaliza sus negocios, así lo muestra la Cuarta Encuesta de Microemprendimiento, realizada por el Ministerio de Economía. Esta situación, según Fernando del Solar, puede ser un grave error. “Cuando los negocios no se formalizan cierran las puertas a muchas oportunidades. Si los emprendedores quieren optar a financiamiento público, ser proveedores de grandes empresas, contratar personal, etc. deben estar formalizados. Al no estarlo pierden todo eso y se arriesgan a varias sanciones”, sostiene.

2.- Cero propuesta de valor

Al parecer, en los negocios también se da el “enamoramiento”. Según plantea Susana Sierra, “los emprendedores y los pequeños comerciantes se enamoran de sus productos y/o servicios”. Las consecuencias que trae esto es que “los comerciantes se olvidan de sus clientes. Lo ideal es que el comerciante vea qué es lo que necesita el cliente y en base a eso perfeccione su producto. Deben ofrecer una propuesta de valor”, recomienda.

3.- Sin sueldos

No definir un sueldo claro es uno de los errores más graves para Sierra. “Al no definir un sueldo se generan dos problemas: no hay orden en cómo se sacan las utilidades, lo que genera que el negocio se quede sin un colchón para poder reinvertir. Y, además, algo que pasa cuando hay socios es que se confunde lo que es ser socio de un negocio con trabajar en el mismo, eso es algo que hay que saber diferenciar. Se debe definir un sueldo en base al trabajo que otorga”, sostiene.

4.-  Poca resiliencia

Consolidar un negocio como una firma exitosa, recalca Del Solar, es una tarea compleja. Para ello el especialista hace énfasis en que “los emprendedores y pequeños comerciantes deben tener resiliencia, coraje y pasión por lo que hacen, si no, va a ser muy difícil que puedan progresar y desarrollar un negocio estable y exitoso. En el emprendimiento la gente se cae una y otra vez, por eso necesitamos que ellos se puedan volver a levantar”.

 

Fuente: La Tercera

Por: Carolina León